Violencia en el fin de semana en el Cauca

Una preocupante cifra de hechos de violencia y criminalidad se registró durante el fin de semana en el departamento del Cauca, que deja un saldo de 13 personas muertas, en hechos aislados ocurridos en esta sección del país.

El caso más grave se presentó en la Vereda Pedregal del municipio de Inzá, en el oriente del Cauca, dónde hombres fuertemente armados, al parecer de un grupo disidente de las farc, asesino a un hombre y sus dos hijos menores de edad, por causas que se desconocen hasta el momento. Las víctimas fueron identificadas como Octavio Muñoz Salazar de 58 años y sus hijos Bertulfo y Octavio Muñoz Montoya de 15 y 17 años de edad respectivamente. Ese hecho fue atribuido inicialmente a venganzas personales.

El comando de la Policía en el Cauca, anunció una recompensa de 20 millones de pesos por información que permita dar con los autores de ese triple crimen.

En el municipio de Guapi , en el litoral pacífico, una lancha en la que se movilizaba un grupo de mujeres quienes retornaban luego de participar de un velorio de un allegado, fue atacada a bala por integrantes de un grupo armado organizado residual que opera en esa zona. El ataque perpetrado en el sector de San Francisco, dejó una jóven de 19 años de edad, estudiante de enfermería, muerta, mientras que un bebé de 20 meses y una mujer resultaron heridos de gravedad.

La estructura Carlos Patiño de las disidencias de las farc a través de un panfleto responsabilizó del hecho al Ejército deLiberación Nacional, ELN.

Mientras tanto en el municipio de Cajibío en medio de una fiesta familiar, un sujeto le propinó varias heridas con arma cortopunzante a una joven de 17 años de edad, identificada como Jessica Camayo Pillimué, quien falleció en la vereda Bajo Carrizal.

Algo similar ocurrió en el barrio Yanaconas de la capital caucana, dónde  un adolescente de 17 años, perdió la vida al ser atacado a cuchillo por otro joven de la misma edad, en momentos que participaban de una fiesta familiar. La víctima fue identificada como Héctor Fabio Vásquez.

En el municipio de Miranda en el norte del Cauca, un campesino murió al ser atacado a bala por sujetos desconocidos, el hecho se presentó en la vereda Guatemala y la víctima fue identificada como Luigi Guainas Luna.

En el municipio de El Tambo, en el sector de Husitió limites con López de Micay, fue hallado el cuerpo sin vida de Miguel Angel Chaguala quien habría sido asesinado con arma de fuego, se desconocen los móviles y autores.

 A esto se suman los cinco disidentes de las farc pertenecientes a la columna Carlos Patiño que habrían sido abatidos por el Ejército Nacional en el cañon del Micay dónde hace más de una semana se adelantan intensos operativos militares para asumir el control del orden público de la zona afectada por los ataques del ELN y las disidencias de las farc contra la población civil.

Infortunamente el panorama es preocupante en el departamento del Cauca y las comunidades siguen en la incertidumbre y el temor constante por el accionar de los grupos armados al margen de la ley.

Pero más allá, lo que realmente preocupa es la falta de acciones concretas del estado y de las autoridades locales para frenar de la arremetida de los grupos armados ilegales en las regiones y ya se está volviendo costumbre que desde Popayán o Bogotá sólo se conozcan pronunciamientos de las autoridades para lamentar los sucesos y enviar mensajes de condolencia a los familiares o para informar de consejos de seguridad que de nada sirven porque sólo hacen evaluaciones en el papel, que en nada contribuyen a mejorar el clima de terror que se vive en varias regiones del Cauca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *