Asesinados tres líderes sociales en el Cauca

El asesinato de tres dirigentes campesinos en el departamento del  Cauca en las últimas 24 horas mantiene en estado de máxima alerta a las organizaciones sociales, que una vez pidieron la intervención de los organismos defensores de derechos humanos y del Gobierno Nacional para garantizar la vida de los líderes sociales.

El primer hecho se registró en la madrugada del viernes, en el corregimiento de San Juan del Micay, una apartada zona del municipio de El Tambo, al occidente del departamento, dónde hombres armados llegaron hasta la finca de Teodomiro Sotelo Anacona, dirigente comunitario de la vereda Betania, a quien asesinaron de varios impactos de arma de fuego delante de su familia.

Sotelo, era integrante el consejo comunitario Afrorenacer  del Micay.

En un comunicado la embajadora de la Unión Europea en Colombia, Patricia Llombart aseguró que  «Lloramos su pérdida junto a su familia y su comunidad. Nuestro llamado a que cese toda violencia por parte de todos los grupos armados».

Organizaciones Defensoras de Derechos Humanos denunciaron también las constantes amenazas e intimidaciones de varios grupos armados contra líderes sociales del Cauca.

El segundo hecho se presentó muy cerca de dónde ocurrió el primer crimen, también en la zona rural del municipio de El Tambo, dónde las autoridades confirmaron el asesinato por parte de sujetos desconocidos de Andrés Adrelio Cansimanse Burbano.

El  asesinato se presentó  en la vereda Honduras  y según familiares de la víctima, los criminales  iban con el propósito de asesinar a la esposa de Cansimanse, quién es la Presidenta del Comité de Deportes de la vereda, y  quien se ha destacado por su trabajo comunitario y el liderazgo en la región.

Según los testigos los hombres armados, al no encontrar a la mujer decidieron asesinar a su esposo sin que se conozcan hasta el momento las circunstancias que rodearon ese crimen y los móviles del mismo.

Ambas víctimas hacen parte del  consejo comunitario Afrorenacer del Micay, ubicado en el occidente del municipio de El Tambo, Cauca, regiones ubicadas a más de 12 horas de la capital caucana y dónde la única forma de llegar es a lomo de mula, porque no hay carreteras, ni vías de acceso.

El tercer crimen se registró en la madrugada de este domingo en la vereda Los Robles, del municipio de Buenos Aires, al norte del Cauca, cuando hombres armados llegaron a las 5 de la mañana a una vivienda para asesinar a Mario Chilhueso, dirigente campesino de la región.

Mario Chilhueso, víctima de la masacre del 2011, en la actualidad se desempeñaba como presidente de la Asociación de Trabajadores y Pequeños Productores Agropecuarios ASTCAP, del municipio de Buenos Aires (Cauca). Dedicó buena parte de su vida a la lucha por el reconocimiento de los derechos del campesinado en la región del Alto Naya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *